Imprimir– Imagen: 24symbols –

No es muy habitual que una empresa tecnológica española del sector del libro sea seleccionada por una gran multinacional para participar en un gran proyecto internacional. Estamos acostumbrados a hablar de los de siempre –Telefónica, Planeta, Prisa– incluso por cuestiones menores, por eso sorprende el poco caso que los medios generalistas han prestado a la participación de 24symbols en el proyecto Internet.org.

El único gran periódico generalista español que ha escrito un artículo sobre el acuerdo entre 24symbols y Facebook ha sido El Periódico, dentro de su noticia dedicada a Internet.org. La Vanguardia y El Confidencial se han limitado a reproducir la nota de la Agencia EFE descargando la responsabilidad en la entidad que firma –la propia 24symbols– en un ejercicio de dudoso rigor periodístico; se supone que el periodismo profesional debe interpretar la realidad mejorando, contrastando y completando la información de las distintas fuentes. Un medio habitualmente atento a las noticias del sector como Diario Turing, de Eldiario.es, tampoco lo menciona. Sí dedica un artículo a la iniciativa de Zuckerberg de leer un libro cada quince días en 2015 mientras soslaya el acuerdo entre la empresa española y Facebook.

La importancia de Internet.org

Hay noticias cuya relevancia no puede depender del tamaño de la empresa española participante –24symbols es un enano en comparación con Planeta o Telefónica– sino de la importancia objetiva del proyecto. Internet.org echó a andar en agosto de 2013 y sus principales impulsores, además de Facebook, son Ericsson, MediaTek, Nokia, Opera, Qualcomm y Samsung.

Pero, ¿Qué es Internet.org? En sus propias palabras (traducción propia del original inglés):

Internet.org es una iniciativa global en la que participan líderes tecnológicos, entidades sin ánimo de lucro y comunidades locales con el objetivo de ofrecer acceso a Internet a los dos tercios de la población mundial que actualmente no disponen de él.

El 85% de la población mundial tiene acceso a telefonía móvil mientras que sólo el 30% tiene acceso a Internet. Internet.org ofrece una aplicación gratuita que permite el acceso, también gratuito, a una selección de servicios de información y comunicación. El proyecto, presentado la semana pasada en Colombia, ya se materializó el año pasado en Zambia mediante la colaboración con la operadora local Airtel.

Los servicios ofrecidos en Colombia son, además de 24symbols, 1doc3, AccuWeather, Agronet, BabyCenter & MAMA, Facebook, Girl Effect, Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación, Messenger, Mitula, Para la Vida, Su Dinero, Tambero.com, UNICEF, Wikipedia y YoAprendo. La compañía telefónica colombiana que participa en el proyecto es Tigo y forma parte de la multinacional de la telefonía Millicom.

El papel de 24symbols

24symbols aportará su aplicación de lectura a los usuarios de Internet.org en Colombia. Dichos usuarios no podrán leer gratuitamente todo el catálogo de 24symbols –más de 200.000 títulos–, pero sí podrán acceder a los 10.000 títulos gratuitos, en castellano e inglés, que ofrece la empresa española.

Es importante tener en cuenta que 24symbols no sólo ha sido seleccionada para Colombia y para la lectura en castellano sino en todos los países y lenguas en los que va a operar Internet.org y para ello 24 symbols ya cuenta con 60.000 títulos en alemán, italiano, inglés y ruso.

Gratuito no significa altruista

Internet.org es una iniciativa gratuita y permitirá el acceso a un enorme caudal de información y servicios a centenares o miles de millones de personas. Si todo va bien eso redundará en su bienestar y en su desarrollo, cambiará sus vidas y la de sus comunidades del mismo modo que el acceso a la telefonía móvil cambió la vida de millones de personas en los años noventa del siglo XX. Pero Internet.org no es una propuesta altruista y las empresas que participen en el proyecto tendrán una incomparable oportunidad de negocio. Pondremos tres ejemplos:

Tigo / Millicom. La compañía telefónica que colabora con Internet.org en Colombia –y el grupo al que pertenece– es una de las empresas que más se beneficiará. Para disponer de acceso gratuito a Internet.org hay que tener un móvil y una línea telefónica –lo cual excluye a los pobres más miserables, pero ese es otro tema– aunque sea con tarjeta prepago sin saldo. El simple hecho tener la exclusiva le ofrece a Tigo una gran ventaja. Su objetivo a corto plazo es aumentar cuota de mercado gracias a una ventaja competitiva (casi) imposible de igualar por sus competidores. A más largo plazo el objetivo debe ser convertir parte de los clientes que disfrutan del servicio gratuito en clientes que paguen por una tarifa de datos completa.

Facebook. La rentabilidad de la empresa de Zuckerberg se basa, entre otras muchas cosas, en la publicidad. El público que se conecte mediante Internet.org y abra una cuenta en Facebook será el destinatario de dicha publicidad. Debemos contar con el efecto Mateo en redes sociales: el ganador se lo lleva (casi) todo y lo que queda para las redes sociales competidoras es marginal –véase si no Google+ respecto Facebook.

24symbols. Cuando millones de personas se conectan por primera vez a un servicio de forma gratuita mediante una selección de servicios, dichos servicios se benefician del anclaje inicial. 24symbols se beneficiará del hecho de ser el primer servicio de lectura digital con el que entrarán en contacto millones de personas, muchas de las cuales ni siquiera dispongan de una librería, una biblioteca ni puedan permitirse comprar un e-reader o una tablet. Tarde o temprano una parte de los usuarios de 24symbols querrán leer libros nuevos o libros que no estarán disponibles gratuitamente y pasarán a ser clientes directos de la empresa española –o a contratar el servicio de datos con su compañía telefónica que incluya los servicios de 24 symbols.

La de Internet.org en general y la de 24symbols en particular es una inversión a medio y largo plazo. Están ofreciendo acceso gratuito a cambio de un futuro negocio en una operación freemium que, si todo va bien, puede dar muy buenos resultados a cambio de soportar unos costes muy reducidos al contar con la infraestructura creada. No se trata de invertir, se trata de sacar más jugo a lo ya invertido.

Si en la operación participaran Nubico y/o Telefónica todos los medios hubieran sacado a pasear el bombo y el platillo. No ha sido así. Lo que debemos preguntarnos es por qué en una operación como esta no están, precisamente, ni Telefónica ni Nubico, cuando se supone que su alianza estratégica estaba pensada precisamente para eso. Puede que el motivo sea que el catálogo de Nubico sigue siendo demasiado pequeño, que su aplicación de lectura no está tan desarrollada como la de 24symbols y que su modelo de ingresos no haya madurado lo suficiente. Puede que el problema sea de enfoque estratégico de Telefónica –su sucursal en Colombia también se ha perdido el negocio. Puede que muchos se fijen demasiado en el ratón que se esconde en el pabellón y sean incapaces de ver el elefante en la habitación.

En el próximo artículo hablaré sobre el modelo de negocio de 24symbols, de la lectura en la nube y de su rentabilidad.

Posted by Bernat Ruiz Domènech

Observador activo de la industria editorial. Diletante y curioso vocacional / Observador actiu de la indústria editorial. Diletant i curiós vocacional

One Comment

  1. […] desde “Verba volant, scripta manent” explica esta unión de fuerzas entre el gigante social de Zuckerberg y la […]

Comments are closed.