Logista Libros, participada al 50% por el Grupo Planeta, acaba de añadir la pieza que le faltaba para ser el distribuidor del sentido común en España, a una enorme distancia del resto de distribuidores de libros. Ya ofrecía buenas herramientas de información y hace un par de años incorporó la impresión bajo demanda gracias a un acuerdo con Lantia. Ahora, además, ofrece a los libreros el servicio de dropshipping, entrega directa del pedido en casa del cliente, de parte del librero.

El sistema funciona así:

  • El librero se conecta a Logista Libros, accede al catálogo y realiza el pedido.
  • Elige la opción dropshipping de entrega directa en casa del cliente.
  • Nacex, que forma parte de Logista, entrega el libro en casa del cliente.

Durante el proceso, el librero cede los datos del cliente a Logista, supuesto contemplado en la LOPD. El cliente sigue siendo del librero; ambos se benefician del sistema porque ya no es necesario que el libro viaje hasta la librería y el lector vaya a recogerlo. En función de si el libro está en stock o en lo que Logista llama “stock virtual” (impresión bajo demanda), el libro puede tardar más o menos pero con este servicio es un poco más fácil competir con Amazon y el resto de grandes plataformas. También es cierto que, al ser Logista Libros un distribuidor que sirve a cualquier punto de venta, también dichas plataformas pueden beneficiarse. Sea como fuere, la suma de ambos servicios es de gran ayuda para los libreros independientes; con la impresión bajo demanda desaparecen los libros agotados y no se pierden ventas, al menos no de aquellos títulos que están disponibles en stock virtual; con el servicio de dropshipping el cliente percibe una mejora en el servicio.

Esta es la dirección correcta. Lo sorprendente es que Logista Libros sea el único distribuidor, en España, que ofrezca esto.

Hay otra empresa en España, ahora mismo, que está ofreciendo algo parecido, pero no es un distribuidor. PodiPrint está especializada en impresión bajo demanda y, hace ya tiempo, empezó a ofrecer a los editores el mismo servicio de stock 0. También ofrecen dropshipping mediante su plataforma pero, gracias a su participación en BiblioManager, su servicio se extiende a México, Colombia, Ecuador, Perú, Argentina y Uruguay. En su día también llegaron a acuerdos con Bookwire y Libranda.

La pregunta, tras un lustro en el que este tipo de servicios se han ido extendiendo, es obligada: ¿a qué esperan distribuidores tan importantes como UDL, Les Punxes, Machado o Àgora para ofrecer un servicio similar? La idea del “stock 0” lleva años dando vueltas por el sector y siempre se dice que es muy difícil. También se dice que es muy difícil mejorar la distribución de los libros y el servicio al cliente, sea este editor, librero o lector. Basta ver los servicios que ofrecen la gran mayoría de distribuidores españoles para entender la raíz del problema.

Hay que elegir entre dos modelos: almacenar y mover libros, o venderlos. En la primera opción el editor independiente puede hacer más bien poco y el librero está condenado a la gestión de lo imposible; en la segunda opción el editor, el distribuidor y el librero, son socios. Ningún modelo es ideal, pero hay soluciones que son muy necesarias.

Posted by Bernat Ruiz Domènech

Editor

One Comment

  1. […] distribuidores en España como UDL, Les Punxes, Machado o Àgora para ofrecer un servicio similar (Bernat Ruiz, 3 […]

    Responder

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.