ARMA HUMEANTE

El pasado 30 de septiembre publiqué un artículo acerca del concurso público que Red.es puso en marcha para surtir de e-readers a las bibliotecas de Extremadura. Entre las variadas reacciones que suscitó el mencionado artículo hubo una, en forma de comentario, que me sorprendió. Decía lo siguiente:

En el enlace que hay al principio se pueden ver los resultados del concurso.

http://perfilcontratante.red.es/perfilcontratante/busqueda/DetalleLicitacionesDefault.action?idLicitacion=554&visualizar=0

Casa del Libro no ha ganado el concurso. ¡Ni siquiera ha participado en él!

Como investigación es un poco rara…

¡Ah! ¡Ya lo ven! ¡Cazador cazado! Eso es lo que debió pensar alguien que sólo se identificaba como DF y dejaba una peculiar dirección de e-mail. Pero no es tan sencillo. Como decía DF, dos son las empresas que han participado en la licitación:

TABLA 092-14-SV

Quien crea que en los pasteleos con dinero público siempre salen retratados todos sus protagonistas con nombre y apellidos e incluso con un sonriente selfie está muy equivocado. No es raro participar mediante empresas interpuestas, intermediarios, proveedores y subcontratas. Es legal.

Si tiramos del hilo de ambas empresas nos encontramos con cosas muy divertidas. Ambas empresas están inscritas en el directorio de empresas del IDAE, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía, pues entre sus muchas actividades figura la de servicios energéticos. En el mencionado directorio (aquí y aquí) ambas empresas aparecen domiciliadas en el mismo sitio: calle Bahía de Pollensa nº13, de Madrid.

¡Ahí no terminan las casualidades! El e-mail de contacto también es el mismo. No es que una persona trabaje casualmente en ambas empresas y, también muy casualmente, aparezca como persona de contacto, es que es el mismo e-mail: mariaj.diaz@aldesa.es.

Resulta que la rimbombante Aeronaval de Construcciones e Intalaciones, S.A. forma parte del mismo grupo empresarial de la no menos rimbombante Agrupación de Empresas, Automatismos, Montajes y Servicios, S.L. El grupo Aldesa así lo afirma en su página web corporativa:

Tiene su foco en el desarrollo y mantenimiento de infraestructuras mecánicas y eléctricas bajo distintas modalidades de contratación (llave en mano, instalación, etc.) en entornos que requieren un alto grado de especialización, y opera con las marcas de ACISA y Grupo AMS.

E incluso contiene un esquema de las empresas del grupo donde salen todas retratadas (ACISA es la Aeronaval mientras que el Grupo AMS es la Agrupación, para entendernos):

Aldesa construcciones grupo

¡No se vayan todavía, aún hay más! De momento no he demostrado vínculo alguno entre ambas empresas y Casa del Libro. Aldesa es proveedora de Espasa Calpe, S.A. tal como muestra esta relación de clientes del Grupo AMS:

Aldesa - Grupo AMS-1

Espasa Calpe, S.A. es la denominación legal de Casa del Libro que sólo es una marca comercial, como ellos mismos nos cuentan en su web. Los servicios que presta Aldesa a Casa del Libro son de bienes de equipo y pueden estar relacionados con la adaptación a España de los e-readers Onyx, pues la empresa editorial no dispone ni del personal ni de los medios necesarios para ello.

Una vez más, recapitulemos y recapacitemos…

Este es el resumen de hechos probados hasta ahora:

  • Red.es promueve un concurso público de adquisición de e-readers bajo un pliego técnico que expulsa a todos los modelos menos los de Casa del Libro (ver mi anterior artículo para más detalle).
  • A dicho concurso sólo se presentan dos empresas que poseen idéntico domicilio, idéntico e-mail de contacto y pertenecen al mismo grupo empresarial, Aldesa.
  • Una de las empresas mencionadas es proveedora de Espasa Calpe, S.A. como cliente, denominación legal de Casa del Libro, que forma parte del Grupo Planeta.
  • Espasa Calpe, S.A., cuenta con la exclusividad de comercialización de Onyx en España.
  • Las actividades de ambas empresas del grupo Aldesa incluyen los servicios de bienes de equipo necesarios para poner a punto los e-readers de Onyx en el mercado español.

A todo esto sólo me queda añadir, apreciado señor DF, que su despiste no sólo no ha dado resultado sino que ahora tenemos todavía más claro el pasteleo. Puede usted seguir afirmando que la investigación es un poco rara. A mi lo raro me parecería afirmar que todo esto no es más que un inaudito cúmulo de casualidades que han dado lugar a un desafortunado malentendido. Lo hemos entendido todo, señor DF. Y una vez más afirmo que no, que no cuela. Señor César Miralles Cabrera, Director General de la Entidad Pública Empresarial Red.es; Félix Fernández de Gabriel, Director General de Casa del Libro; Jesús Badenes, Director General de la División Editorial de Librerías del Grupo Planeta, ¿tienen ustedes algo que decir al respecto?

Nota: todos los aludidos en este blog tienen derecho a réplica. También tienen derecho a rectificación si se demuestra que lo que se afirma es erróneo o inexacto. Pongo a su disposición este blog, ya sea mediante los comentarios o mediante el envío de aclaraciones a mi e-mail (1mes1iguala3@telefonica.net) para el ejercicio de los mencionados derechos.

Posted by Bernat Ruiz Domènech

Observador activo de la industria editorial. Diletante y curioso vocacional / Observador actiu de la indústria editorial. Diletant i curiós vocacional

12 Comments

  1. Enhorabuena por la investigación. Y, ahora, la pregunta. Esto es delito?

  2. No soy abogado, pero como mínimo tiene que ser una falta administrativa. Si además es delito es algo que no sé. Concursos menos amañados han terminado en un procedimiento civil y dando lugar a sustanciosas indemnizaciones. Ignoro si eso puede incluir destituciones, inhabilitaciones y demás, pero podría ser.

    Gracias por tu aportación!

  3. […] Más datos sobre la trama entre Red.es y los e-readers de Casa del Libro para las bibliotecas extrem…. […]

  4. Hace mucho que “alguien” capitaneó una campaña de todos contra Amazon teniendo previsto recoger los frutos al poco tiempo, y hete aquí que apareció Casa del libro como la única réplica española a la que se respaldó institucionalmente, y este concurso es una prueba más. Y las que no sabemos.

  5. ¿delito? tiene toda la pinta de una “maquinación para alterar el precio de las cosas”, concepto superado en la actual legislación… la competencia, hipotéticamente perjudicada por los hechos, no llegó a participar en la licitación (impotencia), por lo que no cabe impugnación alguna… ellos son los que tienen trabajo por delante, para que no les vuelvan a robar la cartera

  6. Es curioso, cuando dejas un comentario aparece la siguiente acotación:

    LA DIRECCIÓN NO SE HARÁ PÚBLICA

    Es fantástico el respeto al usuario que se muestra en esta página. Y fantástico lo bien que se acogen las críticas.

    1. Curioso, ¿verdad? Supongo que usar una dirección falsa y firmar con pseudónimo es un detalle que a usted le parecerá menor. A mí no me lo parece.

      En este blog se acogen las críticas y se rectifica cuando es necesario como demuestran un buen puñado de ejemplos pero no se atienden veladas sugerencias poco o nada argumentadas.

      Argumente, convénzame que hago algo mal o que me he equivocado en algo escribiendo este artículo y entonces rectificaré en lo necesario y un montón de cosas dejarán de parecerle curiosas.

      Se respeta al usuario que respeta la página. No es su caso.

      1. Bueno, en el otro post se acusa de hacer un concurso amañado para que lo gane Casa del Libro… y resulta que Casa del Libro no participa.

        Si eso no te convence de que te has equivocado, poco puedo hacer.

        En todo caso, no conoces los motivos por lo que uso esa dirección que tú, contraviniendo lo acordado y lo especificado en la ley de protección de datos, has hecho pública y te has aventurado a dar por hechas un montón de cosas. Ese comentario me confirma tu falta de respeto al usuario, tu falta a la palabra dada y la poca confianza que se puede tener en esta página.

        Es curioso que digas que no respeto la página cuando lo único que he hecho es:
        – Darte un dato que no habías visto (los participantes)
        – Recordarte las condiciones de privacidad que anuncias (y no respetas)

        Nada más que eso. Pero no, no he dicho nada que haga que veas que te equivocas. Supongo que a quien no quiere ver…

        1. Todos los datos apuntan a un concurso amañado, incluso las empresas participantes. No es necesario que Casa del Libro se presente para que gane, basta con que gane un grupo de empresas que son sus proveedoras, especialmente teniendo en cuenta que CDL posee exclusividad en su comercialización en España ¿Quién es, al final, el beneficiario? ¿No pensarás que saldrán todos retratados en la foto, verdad? Por eso insisto que no has apuntado nada que desmienta lo que afirmo.

          En cuanto a lo de la dirección de e-mail, procedo a borrarla del artículo, en eso, al fin y al cabo, tienes toda la razón y me he equivocado. Como dices, no soy quien para juzgar qué e-mail usas.

  7. A mí modo de ver, en este blog se ha destapado el clásico chanchullo de toda la vida gracias a una buena labor de investigación periodística. Me merece toda la credibilidad, ya que se aportan datos contrastables y se rectifica cuando hay que hacerlo. Supongo que no será delito el hecho aquí plasmado, pero sí al menos objeto de reprobación moral y sanción administrativa. Al menos por algún tipo de competencia desleal. A este concurso podrían haber optado un buen número de empresas, alguna quizá en mejor posición para satisfacer las demandas de un concurso limpio… pero ya sabemos que el amiguismo en este país debería figurar en el escudo de la bandera. Nunca salimos del “vuelva usted mañana, qué hay de lo mío, usted no sabe con quién está hablando…” Un ejemplo más para el suma y sigue, que aquí no pasa nada.

  8. […] en su investigación, afirmaba que en realidad ambas empresas podrían al mismo grupo, Aldesa. Así se da a […]

  9. […] en su investigación, afirmaba que en realidad ambas empresas podrían al mismo grupo, Aldesa. Así se […]

Comments are closed.