Día: 27 junio, 2010

Verba volant, scripta manent

– Las palabras se las lleva el viento, pero lo escrito permanece. El actual sentido de esta vieja expresión latina nos previene ante la volatilidad de la palabra hablada, mientras nos dice que lo escrito deviene memoria recuperable. El antiguo y original sentido, según Alberto Manguel, era contrario: debemos preferir la palabra hablada pues es capaz de llegar a cualquier parte, mientras que lo escrito es letra muerta. Este dicho latino es bifronte, como el dios romano Jano. Y como tal, también es idóneo para explorar la nueva vida del libro, una nueva vida en la cual, quizá, –sólo quizá-...

/ 27 junio, 2010