POLTERGEIST

Ya está aquí. Cuando apenas hace un par de años Amazon empezó a realizar entregas el mismo día en algunas ciudades de Estados Unidos parecía lejano que dicho servicio alcanzara las ciudades españolas. Desde el pasado día 10 el servicio está disponible en la Comunidad de Madrid, una de las comunidades más rentables para Amazon. No tardará mucho en extenderse.

Por el momento el servicio no alcanza a todos los productos ni a todos los códigos postales de la Comunidad pero Amazon no suele implantar un servicio si los números no cuadran y sabe que podrá extenderlo. Las condiciones del servicio son muy sencillas y están enfocadas a compras de alto valor o bien a quienes tengan mucha prisa. Para los clientes de Amazon Premium, que pagan una cuota anual de 14,95€ al año, el servicio costará 6,99€ por producto –o por un solo envío, si todos los productos tienen opción de entrega en el mismo día– mientras que para el resto de clientes el precio del servicio será de 9,99€. No hay una hora límite específica para pedir el producto dentro del mismo día y aquellos que cuenten con esta opción de entrega informará del límite.

Tal como hizo en Estados Unidos cuando implantó el servicio por primera vez, el objetivo de Amazon a corto plazo es competir con las grandes superficies en la venta de productos cuyo precio justifique pagar sólo un poco más para disfrutar de la entrega en el mismo día; en su punto de mira están grandes almacenes como El Corte Inglés, Media Markt, Fnac o Carrefour. Bajo estas condiciones los libreros no tienen nada que temer, aunque a medida que el mercado español vaya madurando la entrega en el mismo día pasará a formar parte de la oferta de servicios de Amazon Premium y el precio para el resto irá bajando. Cuestión de economías de escala.

Hay una opción de entrega de Amazon que sí debe preocupar más a los libreros a corto y medio plazo, la entrega en un punto de recogida. Amazon ya cuenta con más de 1.200 puntos en España y entre ellos podemos encontrar quioscos, floristerías, estaciones de servicio, papelerías e incluso librerías. En España dicho servicio tarda de tres a cinco días en entregar el producto en el punto de recogida, no así en el Reino Unido, donde Amazon ha puesto en marcha el servicio Same-Day con el que la compra está disponible en el mismo día en el punto de recogida que elija el cliente, domingos y festivos incluidos. Desde el pasado día 15 de octubre todos aquellos pedidos efectuados antes de las 11:45 –y que entren dentro de ciertos parámetros– ofrecen esta opción en uno de los 6.000 puntos de recogida –sí, seis mil– de Amazon en el Reino Unido. La recogida puede estar disponible hasta las 11:59 de la noche en función de los horarios de los establecimientos. Otra novedad es la Express Morning: realizando un pedido antes de las 7:45 de la tarde la compra estará disponible desde las 6:30 hasta las 9:00 de la mañana del día siguiente. El precio de ambos servicios es el mismo, 4,99 libras, aunque para los clientes de Amazon Prime –el equivalente al Premium español– el servicio será gratuito por un tiempo.

Los libreros deben preocuparse con la recogida en el mismo día

El servicio que Amazon acaba de estrenar en el Reino Unido es, a medio plazo y cuando se implante en España, una amenaza para nuestros libreros porque se inserta cómodamente dentro de los hábitos de vida y consumo de la mayoría de personas. Está pensado para realizar el pedido en algún descanso del trabajo, desde el ordenador, la tablet o el smartphone y pasarlo a recoger camino de casa; o bien para realizarlo por la tarde, desde casa, y recogerlo a la mañana siguiente de camino al trabajo. Como se supone que el punto de recogida queda dentro de la ruta prevista por el cliente la molestia, para él, es mínima. Ahora el servicio tiene un coste disuasorio para aquellos productos baratos –como los libros– pero andando el tiempo y gracias a las cuidadosas economías de escala de Amazon, el precio será mucho más bajo. Cuando el precio del servicio sea cercano a dos viajes en metro –el equivalente a ir y volver de la librería– los libreros tendrán un problema.

Uno de los colaboradores necesarios de Amazon en el Reino Unido es Connect Group, uno de los principales distribuidores de prensa y libros de papel que el año pasado facturó 1.800 millones de euros y distribuyó 20 millones de libros en 95 países. Es gracias a filiales como Smith News –la distribuidora de prensa, 55% de cuota de mercado– que Amazon ha podido poner en marcha este servicio. Puede que en España no tengamos ningún gigante parecido dedicándose a esto pero llegado el momento puede haber bofetadas para repartirse el pastel con los de Seattle.

No hay que caer en la fatalidad y la postración. Poco a poco, en España van madurando este tipo de servicios. Hace poco comentábamos aquí la llegada al mercado de Winding, un operador neutral que ofrece a terceros el servicio de entrega en el mismo día o a la hora que más convenga al cliente. Harían bien los libreros en adelantarse, aunque fuera por una vez, a Amazon. Ponérselo difícil es posible, es invertir en supervivencia.

Posted by Bernat Ruiz Domènech

Observador activo de la industria editorial. Diletante y curioso vocacional / Observador actiu de la indústria editorial. Diletant i curiós vocacional