matrioska

Que Jeff Bezos es un propagandista muy hábil lo comprobamos cada vez que Amazon anuncia una novedad. En su día nos hizo creer en una flota de drones repartiendo pedidos. Ahora ha conseguido asustar a la chiquillada libresca con Kindle Unlimited, un servicio de lectura en la nube que de momento sólo está disponible en los Estados Unidos. La decisión de Bezos es importante, pero su alcance es mucho más limitado de lo que su nombre sugiere.

Kindle Unlimited (KU) es una iniciativa reactiva. No es la primera decisión que emprende Jeff Bezos tras ver cómo otros lo intentan primero, pero en cuestiones de libro digital los de Seattle nos tienen acostumbrados a abrir camino, no a seguirlo. Lo realmente disruptivo de Amazon es la forma que le ha dado a todas sus propuestas porque en realidad (casi) no han inventado nada, pero Kindle Unlimited tiene muy poco de disruptivo tanto en la forma como en el fondo.

Lo que parece y lo que es: Kindle Unlimited existe desde 2011

Kindle Unlimited es el nuevo servicio de lectura en la nube de Amazon. Según nos cuentan en su nota de prensa, por 9,99$ al mes los suscriptores estadounidenses de KU pueden elegir entre 600.000 títulos disponibles mediante cualquier dispositivo y aplicación del ecosistema de lectura Kindle. Ofrecen acceso ilimitado a 2.000 audiolibros en la plataforma Audible, además de un acceso gratuito de tres meses al resto de la oferta de audiolibros –unos 150.000 títulos– y está integrado con Whispersync, X-Ray y Goodreads. Hasta aquí el bombo y el platillo.

Veamos ahora la letra pequeña. Una de las cosas que Amazon vende como gran ventaja de Kindle Unlimited es:

Kindle exclusives: Choose from hundreds of thousands of books only found on Kindle, including Brilliance by Marcus Sakey, The Hangman’s Daughter series by Oliver Pötzsch, War Brides by Helen Bryan, Ed McBain’s 87th Precinct and Matthew Hope books, When I Found You by Catherine Ryan Hyde, Whiskey Sour by J.A. Konrath, Chasing Shadows by CJ Lyons, and Sick by Brett Battles.

Tan cierto como sesgado. Esos cientos de miles de libros que sólo puedes encontrar en Kindle están incluidos en los 600.000 mencionados al principio más algunos miles que completan la cifra. Muy pocas editoriales han cedido sus títulos a KU y no lo ha hecho ninguna de las Cinco Grandes. A partir de aquí y para no perdernos debemos conocer cómo funciona el ecosistema de autopublicación de Amazon, que es de donde proviene el grueso de la oferta de KU.

Kindle Direct Publishing (KDP), es la plataforma de publicación que Amazon ofrece a todos aquellos que tengan un catálogo de hasta 200 libros digitales. No importa si es un autor que se autoedita o una pequeña editorial: para Amazon son lo mismo –aunque hay significativas excepciones en las que ahora no entraremos. Además de la herramienta de publicación y venta, KDP cuenta con una opción llamada KDP Select. Esta opción ofrece a los autores, entre otras muchas cosas, participar en la Kindle Owners’ Lending Library (KOLL). Esta es una biblioteca para usuarios Kindle a la que sólo tienen acceso los clientes Prime de Amazon. Todos los títulos incluidos dentro de la KOLL participan de un porcentaje del valor generado por dicha biblioteca. El cálculo de este porcentaje se realiza en función del número total de veces que un libro se prestó en relación con los demás títulos KDP participantes. Por ejemplo, si la cantidad del fondo global es de 1.000.000$ (700.000€) cada mes, el total mensual de préstamos aptos es de 300.000$ y dicho libro se prestó 1.500 veces, el beneficio será del 0,5% (1.500/300.000 = 0,5%), o 5.000$ = (3.855€) durante ese mes. La Kindle Owners’ Lending Library no está disponible para los clientes que compran desde amazon.es.

Todo libro que forme parte de KDP Select se publicará en exclusiva en Amazon; el autor o el editor debe comprometerse a no publicarlo durante ese periodo en cualquier otra plataforma digital, lo que significa que si ya lo ha hecho para participar en KDP Select deberá descolgarlo de cualquier otro sitio. El autor o editor puede decidir qué libros se acogen a KDP Select y por cuanto tiempo, es decir, no es necesario que todo el catálogo forme parte de él ni de forma permanente. La inscripción de cada título dura 90 días, transcurridos los cuales, si no se indica lo contrario, se renueva por 90 días más.

Como en un juego de matrioskas, el grueso de los títulos en Kindle Unlimited proviene de la KOLL, que a su vez proviene de KDP Select, que a su vez sólo puede provenir de Kindle Direct Publishing. La razón de tan alambicada estructura está en lo que Amazon puede imponer a sus autores autopublicados. A todos aquellos que hubieran publicado con Amazon antes de la fecha de lanzamiento de Kindle Unlimited, la empresa no podía imponerles nuevas condiciones como, por ejemplo, su inclusión en el catálogo de KU. Por el contrario, como la pertenencia a KDP Select es voluntaria y temporal, bastaba con cambiar las reglas del juego en determinado momento para convertir toda la oferta de la Kindle Owners’ Lending Library en el fondo de la nueva Kindle Unlimited.

Amazon ha decidido abrir a todo el público la exclusiva oferta de la KOLL –hasta ahora sólo accesible a los clientes Prime– por el módico precio de 9,99$ para sacar más jugo a una oferta que ya daba pingües beneficios desde 2011. Si queremos verlo de forma más clemente, podemos decir que Amazon ha convertido en abierta una plataforma de lectura en la nube que estaba cerrada y sólo disponible a unos selectos usuarios. Pero nuevo, lo que se dice nuevo, en Kindle Unlimited no hay nada.

En mi opinión Kindle Unlimited es mucho menos relevante de lo que parece. En primer lugar porque propuestas como Oyster o Scribd son ya mucho más atractivas, lo suficiente como para que pequeñas, medianas e incluso grandes editoriales hayan empezado a jugar con ellas, algo que Jeff Bezos no puede ni soñar a causa de su troleo continuado a las editoriales y sus precios. Pero en segundo lugar y casi más importante está el hecho que KU incurre en una incomprensible canibalización de clientes a la que Amazon no nos tiene nada acostumbrados: mientras en Estados Unidos ser miembro de KU nos puede costar 119,88$ al año, ser miembro de Prime nos cuesta 99$ e incluye servicios que van mucho más allá de lo ofrecido por KU. Ya supongo que la intención de Amazon es hacer madurar Kindle Unlimited hasta romper esta canibalización diferenciando adecuadamente la KOLL de KU, pero a corto plazo y si las relaciones de Amazon con la edición no mejoran, lo tienen un poco crudo.

También lo tienen crudo para reclutar autores; han salido con una oferta enorme porque llevaban más de 3 años construyéndola mediante KDP y KDP Select, pero si la dinámica de crecimiento de otras plataformas de lectura en la nube no disminuye, en poco tiempo se quedarán rezagados a causa de la arquitectura de la propia KU: si para formar parte de su oferta la obra de un autor debe estar en exclusiva en KDP Select eso implica que NO puede estar en ningún otro lado.

A corto plazo esa estrategia puede funcionar porque llevan años de ventaja reclutando autores. A medio y largo plazo no, porque sus competidores cada vez lo hacen mejor y tienen una baza que, a muy largo plazo y en igualdad o superioridad de condiciones, es ganadora: trabajan con formatos estándar o abiertos. Kindle Unlimited parece un parche para cubrir un flanco descubierto. Este tipo de parches no se improvisa, pero es el primer servicio de Amazon relacionado con el libro digital que huele peligrosamente –para ellos– a mediocridad.

Posted by Bernat Ruiz Domènech

Observador activo de la industria editorial. Diletante y curioso vocacional / Observador actiu de la indústria editorial. Diletant i curiós vocacional

2 Comments

  1. […] Que Jeff Bezos es un propagandista muy hábil lo comprobamos cada vez que Amazon anuncia una novedad. En su día nos hizo creer en una flota de drones repartiendo pedidos. Ahora ha conseguido asustar a la chiquillada libresca con Kindle Unlimited, un servicio de lectura en la nube que de momento sólo está disponible en los Estados Unidos. La decisión de Bezos es importante, pero su alcance es mucho más limitado de lo que su nombre sugiere.  […]

  2. […] Kindle Unlimited es el nuevo servicio de lectura en la nube de Amazon. Según nos cuentan en su nota de prensa, por 9,99$ al mes los suscriptores estadounidenses de KU pueden elegir entre 600.000 títulos disponibles mediante cualquier dispositivo y aplicación del ecosistema de lectura Kindle. Ofrecen acceso ilimitado a 2.000 audiolibros en la plataforma Audible, además de un acceso gratuito de tres meses al resto de la oferta de audiolibros –unos 150.000 títulos– y está integrado con Whispersync, X-Ray y Goodreads. Hasta aquí el bombo y el platillo.  […]

Comments are closed.