Día: 5 enero, 2013

Subvenciones a la edición 2012 (y3): reformas

– El mecanismo de subvención no asegura que se cumpla el principal objetivo cultural encomendado –contribuir al enriquecimiento del patrimonio bibliográfico español- y corre el peligro de ser un simple merendero de la industria. Una de dos: o se sirve a la industria, o se sirve a la cultura. Que las subvenciones al libro no funcionen como debieran no es motivo para acabar con ellas; las subvenciones tienen un papel importante en la economía productiva, siempre y cuando se encaminen a la mejora de los medios industriales y no a la simple fabricación de productos. O dedicamos las subvenciones a...

/ 5 enero, 2013

Subvenciones a la edición 2012 (2): problemas

– Las subvenciones a la edición de libros están concebidas para ser otorgadas a dedo, no inciden en la industria más allá de aportar un modesto volumen económico a la facturación total del sector, no incentivan su reconversión industrial, excluyen la autoedición y, como veremos, se conceden sin atender al tamaño de quien las solicita. A continuación, la lista de problemas observados. A dedo Comentaba en el anterior artículo que el meollo de la cuestión estaba en la forma de puntuar los proyectos presentados. Si tenemos en cuenta que el 70% de la valoración es a criterio de los miembros...

/ 5 enero, 2013

Subvenciones a la edición 2012 (1): funcionamiento

– El pasado 12 de diciembre se concedieron las subvenciones a la edición de libros de 2012. El mecanismo de concesión de las ayudas públicas a la edición contiene todas las salvaguardas legalmente establecidas pero adolece de dos grandes problemas: amplio margen a la arbitrariedad en la selección de los beneficiarios y muy poca incidencia en la orientación industrial del sector. Nota: este artículo es muy largo y, como en otras ocasiones, lo he dividido en tres capítulos. El primero expone el funcionamiento y es el más aburrido. En el segundo se describen los problemas y en el tercero se...

/ 5 enero, 2013