Ayer hablaba de la lectura en la nube. No estaba inventando nada, el concepto existe desde que nació la WWW. Pero hoy mismo me he dado de bruces con el tipo de plataforma en el que yo estaba pensando. Bueno, lo es en líneas generales, porque ellos no son una editorial, sino una plataforma de venta. Es el único pero que le veo a la cosa.

¿Quiénes son? 24symbols es una empresa española con sede en Madrid creada en 2010 por dos socios. Dispone actualmente de cuatro empleados y está respaldada por dos inversores que han aportado 250.000 euros a cambio del 20% de la empresa.

¿Qué son? Una plataforma de venta de e-books mediante streaming, es decir, el usuario no se descarga nada, sino que lo lee todo en Web, aunque los detalles dependen del tipo de servicio:

a/ Free: lectura de libros gratis, con publicidad incluida dentro del libro.

b/ Premium: lectura de libros sin publicidad. El precio podrá ser por libro o por suscripción. Según parece una suscripción rondaría los 8 euros mensuales.

c/ E-commerce: es decir, ir más allá de vender libros y aprovechar la plataforma para vender muchas otras cosas.

No puedo dar muchos más detalles porque eso es todo lo que dicen de si mismos. Al parecer están a punto de sacar una versión privada a finales de este año, versión que supongo va dirigida a captar editoriales. Para Marzo de 2011 estaría previsto salir con la versión pública.

¿Qué opino? Que la idea es muy buena. El planteamiento es serio. La visión es realista. Empezarán con libros libres de derechos, cosa que es de agradecer: actualmente las versiones digitales de este tipo de libros dan miedo. Decir que son toscos es quedarse corto en muchas ocasiones. Dependiendo de quien los haya digitalizado, leerlos es una tortura. Espero, pese a todo, que no se olviden que los libros libres de derechos también necesitan ser correctamente editados, más si cabe para dotarlos de valores añadidos de los que carecen por haber sido escritos en el siglo XIX. Si el precio para este tipo de libros es competitivo –una tarifa plana para clásicos, por ejemplo- ese será un buen motivo para pagar por disponer de un fondo de biblioteca bien surtido. También es de esperar que no se queden en la lengua castellana.

Pero también veo problemas. El primero es que las editoriales a las que intentan vender el invento siguen pensando como en el siglo XX. Lo que le pasó a la música no va con ellos. De otro modo no se entiende el DRM que aplican y el vía crucis que es comprar un libro digital en España. Ojalá lo consigan, pero dudo que los fabricantes de best-sellers cambien sus esquemas actuales con la rapidez necesaria.

El segundo problema es que no tengo claro si el modelo de negocio es adecuado para una tienda on-line o para una editorial. Aparentemente la respuesta correcta es la primera. Pero si pensamos que hay editoriales con fondos enormes, fondos que actualmente están muertos, la cosa no está tan clara. Resucitar un fondo editorial y pasarlo a ePub da muchos quebraderos de cabeza, entre otras cosas porque cada dispositivo lo lee como le da la gana. De ahí que el mismo libro sea excelente con uno y decepcionante con otro. Además, ePub no es un formato con un desarrollo completado. Si lo pasamos a iPad o Android, la cosa se convierte en una pesadilla. Pero si lo que hacemos es resucitar el fondo editorial “invocándolo” desde la Web… la cosa resulta mucho más sencilla.

Los dispositivos no pueden condicionar el formato de los libros: es el formato de estos el que debe imponerse desde la industria editorial -o eso sería deseable. El día que las editoriales, grandes y pequeñas, empiecen a digitalizar los fondos muertos y a ofrecerlos a bajo precio y tarifa plana mediante soluciones como la de 24symbols, habrán hallado una fuente de financiación que, gracias al gran volumen, ofrecerá una rotación apreciable y un flujo de caja predecible. Repito: predecible. Si hay algún director financiero en la sala, ya sabrá lo que eso significa, sobretodo en el sector editorial. Por eso creo que la solución de 24symbols es ideal para las editoriales. Pero por eso mismo, dudo que dichas editoriales lo vean así… a no ser que 24symbols asuma la tarea de convertir los fondos en cloudbooks.

Resumiendo: empezar con la venta de libros libres de derechos les sitúa en el campo de la edición, porque algo tendrán que hacer con esos libros si quieren darles valor añadido. Si quieren convencer a las editoriales, es posible que puedan entrar en su negocio adaptando sus fondos editoriales muertos, de modo que, una vez más, estarán haciendo de editores. No se trata de reeditar fondos enteros: hay que hacer un gran trabajo de criba, hay que desgranar y ver qué títulos pueden tener una segunda vida digital, adaptándolos, si se trata de obras traducidas es posible que sea necesario volverlas a traducir, etc… y para todo eso necesitarán editores.

¿24symbols será también una editorial? Es posible que sólo así alcancen, a medio y largo plazo –que en el mundo digital es poco tiempo- la masa crítica necesaria para conseguir lo que persiguen: alta rotación y flujo de caja, junto con una plataforma que rentabilice las sinergias ampliando los servicios e-commerce.

Posted by Bernat Ruiz Domènech

Observador activo de la industria editorial. Diletante y curioso vocacional / Observador actiu de la indústria editorial. Diletant i curiós vocacional

2 Comments

  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

  2. […] Formatos disponibles y deseables (II): 24symbols […]

Comments are closed.