Últimamente he leído bastante a Richard Dawkins. Por diversas razones –entre otras, los orígenes ancestrales del libro y su relación con el concepto de meme– empecé a hacer acopio de algunas de sus obras. Una de ellas fue El gen egoísta. Ya casi lo he terminado. Como todas las obras de Dawkins que he leído, es buena divulgación sin vulgarización. Buscando entre su bibliografía me di cuenta que había un libro al que el mismo Dawkins se refería en estos términos:

«Supongo que la mayoría de los autores tienen un trabajo de cual dirían ” No importa si usted nunca lee algo más de mí, pero por favor al menos lea esto. ” Para mí, es ” El fenotipo extendido “. En particular, los cuatro últimos capítulos constituyen el mejor candidato para el título “innovador” que tengo que ofrecer. El resto del libro hace alguna clasificación necesaria hacia fuera en el camino.)»

Por si esto no fuera suficiente motivo, veamos qué dice el autor al inicio del capítulo XIII de El gen egoísta:

[…] Mi modo de intentarlo se expresa en The Extended Phenotype, el libro que, más que ninguna otra cosa lograda en mi vida profesional, es mi orgullo y mi joya. Este capítulo constituye un breve resumen de los temas contenidos en dicho libro, aunque mejor sería que dejara de leer ahora y se pasara a The Extended Phenotype.i

Teniendo en cuenta lo que Dawkins dice sobre el fenotipo extendido en algún otro libro, pensé que tenia que leer también este, sobretodo porque de entre todas sus obras era esta la que él recomendaba por encima de las demás. Y me puse a ello. La busqué en castellano, que es el idioma en el que normalmente leo ensayo. Ocasionalmente leo en catalán, pero la oferta de ensayo en dicha lengua –mi lengua- es… casi inexistente. Empecé a buscar El fenotipo extendido. Nada. Buscaba en Google las palabras “Richard Dawkins” y también el título. Nada. Nada de nada en castellano. Lo busqué en catalán. Tampoco nada, claro, si poco negocio es el ensayo en castellano, ni te cuento en catalán.

Lo busqué en inglés. ¿Cuantas ediciones dice que quiere? ¿En tapa dura? ¿Bolsillo? ¿Digital? ¿la edición original o la revisada? Claro, es que la primera edición es de 1982, con lo cual el libro tiene ya dieciocho añitos. Algún pretencioso avispado me dirá: hombre, pues claro, siendo el idioma original el inglés, normal que se haya editado tanto. Y yo, recordando las tarifas de risa que cobran los traductores – incluso los buenos, incluso los de ensayo- por su trabajo, no lo comprendo. Menos aún si tenemos en cuenta el mercado potencial en castellano.

Oigo a otros avispados diciendo: deberías leerlo en su idioma original. Ya, bueno. Hay dos problemas: mi dominio del inglés leído es regular. Lo leo bastante bien, sobretodo si son textos de dificultad media. Pero si se trata de un texto en el que los matices son muy importantes – en los libros de Dawkins son fundamentales- incluso su deliciosa prosa británica puede ser difícil de pillar. Y yo a Dawkins lo leo por lo que dice, no por su estilo literario británico, que ya me gustaría. Caso aparte es el léxico técnico inglés.

Repasé los diferentes libros que tengo de Dawkins. Son tres: El espejismo de Dios, El gen egoísta y El cuento del antepasado. Comprobé, sorprendido, que son de tres editorial diferentes: Espasa, Salvat y Antoni Bosch Editor, respectivamente. Y me di cuenta, algo cabreado, que algo no va bien. Algo no ha ido bien desde hace tiempo, pues si de la primera obra citada la mía era la quinta edición, en el caso de la segunda ya llevaban trece y en la última, dos. Ergo, si Dawkins da para volver a poner las máquinas a manchar papel varias veces, un problema de viabilidad no parece.

¿Cuál es el problema? Sospecho que es desidia. No culparé a las editoriales que han tenido a bien editar al autor británico, aunque tienen su ración: la propia Salvat tenia ante sus narices el texto donde Dawkins dice cual es su obra más importante pero hace caso omisoii. La única explicación razonable a la falta de regularidad y seguimiento que las editoriales de este país han tenido para con la obra de Richard Dawkins es la desidia y la ignorancia. De ello no culpo a los editores de mesa; diversos habrá que piensen lo mismo que yo hace tiempo. Más bien culpo a los directores de las colecciones, incapaces de haber sabido cuidar con un mínimo de profesionalidad a uno de los divulgadores científicos más leídos de las últimas décadas, a la altura de Carl Sagan y Stephen Jay Gould, dos autores mucho mejor tratados, el primero por Planeta y el segundo por la colección Drakontos de Crítica.

No puede ser que el libro más importante de uno de los ensayistas más importantes de los últimos años no se encuentre en castellano. Algo no funciona. Y es muy mal síntoma. El conjunto de culturas que se expresan en castellano – aquello que algunos llaman hispanidad- no forma parte de la élite cultural que publica en las principales revistas científicas. La lengua de la ciencia, hoy en día, no es el castellano. Cuando uno se encuentra en esa situación debe tener muy claro que tendrá que traducir mucho y muy bien. Y eso no se está produciendo.

____________________________________________________________

i Richard Dawkins. El gen egoísta. Las bases biológicas de nuestra conducta. Salvat Editores, S.A. Barcelona 2002, 13ª edición. Página 302. ISBN: 978-84-345-0178-2

ii Y en su lugar edita obras de tan dudosa reputación como Los niños de Urania, un libro que especula sobre civilizaciones extraterrestres, en una colección dedicada a la ciencia.

Posted by Bernat Ruiz Domènech

Observador activo de la industria editorial. Diletante y curioso vocacional / Observador actiu de la indústria editorial. Diletant i curiós vocacional

3 Comments

  1. ¡Qué mala noticia me has dado! Bueno, supongo que tendré que intentar con la versión original :/… Saludos.

  2. Y 5 años más tarde de esta entrada…..el libro sigue sin estar traducido. Es una pena. Dan ganas de montar una editorial para traducir obras fundamentales que se encuentren en la misma situación que “El fenotipo extendido”.

Comments are closed.